Por alguna razón las personas continúan tergiversando el mensaje de Arnold Ehret. A pesar de que él enfatiza una dieta de transición, la cual progresivamente se dirige hacia menus amucosos, la gente enmarca a Ehret como “el tipo de la dieta frutal” que recomienda insdiscriminados ayunos largos de frutas. Esto no es verdad. Ehret incita a las personas a tener gran precaución mientras se mueven hacia los niveles de fruta, ya que es el alimento mas poderoso, agresivo y desintoxicante. Las personas también cuadran a Ehret como alguien que recomienda ayunos radicales de fruta para sanar. Esto tampoco es cierto. Ehret decía que él no aprobaba ayunos extensos para la mayoría de los pacientes. Además, el genio de “El Ayuno Racional” y “La Dieta Regenerativa” es que el ayuno intermitente a corto plazo es utilizado sistemáticamente con la dieta amucosa para alcanzar resultados efectivos y de manera segura.

Recientemente Ehret ha obtenido mala prensa con la muerte de Steve Jobs y la hospitalización de Ashton Kutcher, quien, en un intento equivocado de método de actuación, comió una dieta radical frutal por su representación de Jobs en una próxima película. Que quede claro, Ehret no habría abogado por un período de fruta a largo plazo, especialmente sin una debida transición sistemática y una limpieza de los intestinos a través de laxativos naturales y/o irrigación colónica.

Aquí está lo que Ehret tiene que decir:

El ayuno cuando se utiliza combinado con el Sistema Curativo por Dieta Amucosa

“Como he declarado antes, ya no estoy a favor de los de los ayunos prolongados. De hecho, permitir a un paciente ayunar por 30 o 40 días con agua, puede llegar a ser criminal – contrayendo las avenidas de circulación, las cuales están siendo continuamente cargadas por cada vez más cantidades de moco, así como por viejas drogas y venenos peligrosos y, al mismo tiempo, por sangre putrefacta de su antigua “existencia”; en realidad hambriento por los elementos alimenticios necesarios. Nadie puede sobrellevar un ayuno de esta clase sin perjudicar su vitalidad.”

Si  el  ayuno  ha  de  ser  utilizado en  absoluto,  entonces  comience  con  el  plan  sin  desayuno;  continúe  con  el ayuno  de  24  horas  por  un  tiempo;  después,  aumente  gradualmente  la duración  de  los  ayunos  a  3,  4  o  5  días,  llevando  una  dieta  amucosa  por  1,  2, 3  o  4  días  entre  los  ayunos,  combinado  individualmente  como  un  ajuste  de eliminación,  y  a  la  vez  continuamente  suministrando  y  reconstruyendo  el cuerpo  con  y  por  los  mejores  elementos  contenidos  y  encontrados solamente  en  los  alimentos  amucosos.

“Mediante  dicho  ayuno  intermitente,  la  sangre  es  gradualmente mejorada,  regenerada,  puede  soportar  más  fácilmente  los  venenos  y residuos,  y  a  la  vez  es  capaz  de  disolver  y  eliminar  “depósitos  de enfermedad”  de  los  tejidos  más  profundos  del  cuerpo;  depósitos  que ningún  médico  jamás  soñó  que  existieran,  y  que  ningún  otro  método curativo  jamás ha  descubierto  o  podido  remover. (Spira 160)

Es  esto,  entonces,  el  sistema  curativo  por  dieta  amucosa,  con  el “ayuno”  como  un  componente esencial.”

Con respecto a la dieta de la fruta, el añade:

“Para  el  lego  promedio,  el  alimento  crudo reacciona  más  o  menos  misteriosamente—mientras  se  mezcle  con  su propio  moco—siempre  y  cuando  agite  el  moco  y  sus  toxinas  que  se encuentran  en  el  cuerpo  enfermo  e  inmundo  y  elimine  estos  venenos. Todos  los  legos  y  expertos  que  cubren  el  movimiento  dietético  actual se  encuentran  perplejos,  confundidos,  ignorantes  y  aún  en  completa oscuridad  ante  el  hecho  de  que,  por  lo  general,  la  persona  promedio primero  empeora,  desarrollando  a  veces  forúnculos  y  toda  clase  de  llagas 64.   cuando  comienzan  lo  que  ellos  creen  es  la  mejor  y  más  correcta  dieta, viviendo  en  una  radical  dieta  de  frutas,  amucosa  o  de  alimentos crudos.

 Ha  aprendido  que incluso  los mejores alimentos, los cuales poseen  las  más  altas  y  vigorosas  propiedades  curativas,  pueden  llegar a  ser  perjudiciales  e  incluso  peligrosos  en  el  comienzo,  si  no  son usados  cuidadosamente;  que  se  mezclan  con  la  inmunda  mucosidad  y demás  venenos  que  desprenden  en  el  cuerpo,  de  este  modo  se envenenan  y entran  a  la  circulación  en  esta  condición  ponzoñosa.

Y en cuanto a la transición:

“Todo  es  perfectamente  realizado  por  la  Naturaleza  a  través  de  los evolutivos  cambios,  desarrollos  y  logros  progresistas,  y  no  por  medio de  catástrofes.  Nada  es  más  incorrecto  que  la  errónea  idea  de  que  una enfermedad  crónica  de  hace  décadas  puede  ser  curada  mediante  un prolongado  ayuno  o  una  estricta  dieta  de  frutas  radicalmente  extendida. “Los molinos de la  Naturaleza  muelen  despacio,  pero  seguro”.

Mi  experiencia  de  más  de  20  años,  cubriendo  mayormente  los casos  más  extremadamente  severos  de  toda  clase  de  enfermedades, ha  comprobado  que  lo  mejor  y  más  seguro  para  cada  paciente  al empezar  una  cura,  especialmente  al  comedor  mixto,  es  una  DIETA DE TRANSICIÓN,  cuidadosamente  seleccionada  y  progresivamente cambiante.  Mientras  los  alimentos  equivocados  (alimentos  de  la civilización)  sean  usados  en  parte,  yo  le  llamo  una  DIETA  COMUCOSA.  La  transición  significa  el  lento  cambio  de  los  alimentos generadores  de  enfermedad  hacia  los  alimentos  curativos,  a  lo  que  yo llamo  la  DIETA  AMUCOSA.

La  velocidad  de  la  eliminación  depende  de  la  cantidad  y  calidad del  alimento,  y  por  lo  tanto  puede  ser  controlada  y  regulada  de acuerdo  con  la  condición  del  paciente.

…La  razón  por  la  cual  los  médicos  e  incluso  los  naturópatas,  por  lo general,  así  como  el  lego,  no  creen  en  la  dieta  de  FRUTAS  o  en  la dieta  AMUCOSA, es simplemente ésta:  Quienquiera  que experimente esta  dieta  curativa  sin  tener  experiencia,  ya  sea  sano  o  enfermo,  pierde  su fe  tan  pronto  como  se  presenta  una  crisis  y  cree  “enfermarse seriamente”;  es  decir,  un  día  en  el  cual  una  gran  cantidad  de  residuos, desechos,  moco  y  otros  venenos  disueltos  son  reintroducidos  a  la circulación;  un  día  de  gran  eliminación.  Esto  produce  al  mismo tiempo  un  fuerte  y  casi  irresistible  antojo  por  los  alimentos equivocados  y,  por  extraño  que  parezca,  el  paciente  siente  un  fuerte anhelo  por  los  alimentos  equivocados  que  alguna  vez  fueron  sus preferidos.  Esto  se  explica  por  el  hecho  de  que  la  naturaleza  está eliminando  el  residuo  de  esos  alimentos,  y  cuando  están  en  la circulación, el antojo  y deseo  es  naturalmente producido. (Sistema Curativo por Dieta Amucosa)

Ehret no sugería curas con ayunos radicales, regímenes estrictos de alimentos crudos o largos períodos de dietas de frutas a personas que tenían cuerpos tóxicos y sin un cambio sistemático sobre un período de tiempo necesario. Lo que separa a Ehret de otros gurús veganos, crudívoros o ayunadores de frutas es su sofisticado pero simple sistema transicional. Los principios de su sistema pueden ser aplicados para lograr metas a corto y largo plazo. Desde mi observación y experiencia, la transición es la llave a la sanación y el mantenimiento por décadas de los niveles mas altos de una vida basada en plantas.

He escuchado una mezcla de cosas sobre la naturaleza de la dieta de Steve Jobs. Algunos reportes sugieren que él experimentó con curas de ayunos radicales, con poco tiempo de transición, después de leer los libros de Ehret, y quedó muy delicado y enfermizo. Otros dicen que su estilo de vida, principalmente vegano, le permitió vivir tanto tiempo como lo hizo antes de caer en los caprichos de las autoridades médicas.

A pesar de todo, la fruta no fue la causante de los problemas de Jobs. Por lo que veo, una transición mas prolongada y profunda era necesaria. Lo mismo aplica para Kutcher, quien presuntamente cambió de una dieta americana estándar a ayunos de frutas sin ningún período transitivo amucoso o irrigación de colon. Hacer como él hizo es una prescripción para acabar en una sala de emergencias.

Transición, transición, transición! Todo se trata de la transición. Aprende a hacerlo apropiadamente y podrás lograr cambios extraordinarios en el reino de una vida libre de moco, basada en plantas y el de la sanación.

Paz, amor y respiro!

-Prof. Spira, Ph.D.

Autor de «Spira Speaks: Dialogs and Essays about the Mucusless Diet Healing System

Artículos relacionados:

El arte de la Transición, Por Spira

Traducido por Cindy Smithson.

 

Esta publicación también está disponible en: English (Inglés)